Espacio para dejar mis consejos o experiencias en el hogar, restauración de muebles, pintura, manualidades, limpieza. así como novedades de productos de limpieza, pintura, higiene personal, cosmética y perfumeria.

viernes, 20 de mayo de 2016

Como oxidar una fachada.


Hola de nuevo,

Hoy vamos a hacer una muestra y a daros nuestra receta para oxidar una fachada de cemento o cualquier otro material.
Como siempre en estos trucos que os damos, cada uno hace la receta a su manera y lo interesante del tema es justamente este, provar i modificar hasta encontrar el acabado deseado.

Para hacer la mezcla:


8 litros de agua
1 kg de Sulfato de Hierro
1 kg de tierra mineral Ocre
50 gramos de tierra mineral Almagre (rojo óxido)
500 gramos de sal común



Si quieres comprar el pack
Click aquí






Para aplicar:

Una sulfatadora ( si la superficie es muy grande)
pero también podemos utilizar:
Brocha
rodillo
pulverizador
esponja.



Las pruebas a las que me referia antes son las del color, si le quitamos las dos tierras la superficie se va a oxidar igual pero la mezcla no tendrá opacidad, si le pongo el ocre pero no el rojo va a quedar mas amarillo y con todo queda un tono anaranjado imitando al oxido. Lo que no podemos quitar es el sulfato de Hierro ni la sal, que actua de fijador.

Para aplicar el producto si lo que queremos es un tono uniforme, lo mas fácil es utilizar una sulfatadora como las de la huerta, es importante colar la mezcla, para quitar si las hubiera impurezas que nos podrían obturar la boquilla. Esta forma me parece rápida y fácil de hacer.
También podemos utilizar una escobilla, una brocha o un rodillo, una esponja grande... cualquier idea es buena pero os recomiendo probar primero y cuando lo tengáis claro igual que se empieza se acaba y dejando siempre la misma cantidad de producto.





Aquí os muestro un poco el resultado de pintar directamente encima de un bloque de cemento, con dos manos del preparado aplicados a brocha.










También he aprovechado para pintar la otra cara del bloque con pintura plástica de color amarillo champán i le he dado una mano del preparado con un pulverizador. Al tener la pintura el cemento es menos poroso i debemos poner menos cantidad y evitar los chorretones, valen más dos manos finas que un exceso de producto. 








Recordad que esta mezcla, no es pintura o sea que si la base está en malas condiciones es muy provable que no tenga fuerza suficiente para tapar defectos, por lo que primero deberíais de igualar el fondo.




Me parece una manera de arreglar una cerca o un muro de hormigón súper fácil y económica.
Os dejo una foto de una fachada con sulfato de hierro para que veáis mejor el resultado.



Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario